Cuánta ginebra lleva un gin tonic

En este artículo encontrarás

La ginebra se ha convertido en los últimos años en la bebida alcohólica por excelencia en pubs, discotecas y cualquier espacio de ocio y entretenimiento. Las diferentes elaboraciones de gin tonic son las principales responsables de esta renovada popularidad, de una de las bebidas que más tiempo lleva con nosotros.

¿Pero sabes cuánta ginebra hace falta para elaborar el gin tonic perfecto? ¿Conoces otras alternativas con las que mezclar esta bebida? ¡Te contamos todo a continuación!

Con qué beber ginebra

Obviamente, la ginebra se combina perfectamente con tónica. ¡Pero no sirve cualquiera! Hay decenas de opciones de tónicas en el mercado y cada una de ellas puede ofrecerte una experiencia gustativa distinta, en función de la ginebra que escojas.

Además, cada gin tonic puede ser un mundo. Aparte de tus preferencias personales, es importante contar con productos de calidad. ¿Algunas de las ginebras más recomendables? Puedes probar con propuestas como Martin Miller, Tanqueray Rangpur, Hendrick’s, Monkey 47 o G’vine Floraison. ¡No te defraudará ninguna!

Otra alternativa es la de usar cítricos. El limón y la naranja son los tipos de zumo más recomendables con una ginebra, aunque ten en cuenta que la mayoría de opciones dejarán paso prioritario al sabor cítrico de la mezcla.

Por si lo desconocías, también es bastante popular disfrutar de una buena ginebra con hielo. Cualquiera de las propuestas anteriores tiene un sabor genuino que no necesitas mezclar, simplemente puedes rebajar esa intensidad con un poco de agua congelada.

¿Cuántos ml de ginebra para un gin tonic?

¿El gin tonic perfecto? Mezcla 50 ml de ginebra y 200 ml de tónica para conseguir un equilibrio de aproximadamente 8 grados.

No obstante, estos dos elementos solamente son los protagonistas, hay otros secundarios que también debes tener en cuenta.

El hielo es uno de los principales. Es importante que sirva para enfriar la copa pero no para helar la bebida. Cómo volcar la ginebra también es decisivo. Deja que fluya por encima de los hielos y no remuevas apenas la mezcla.

La copa debería ser de 60 a 70 cl, es decir, un modelo de tamaño grande, acabado ancho y tipo balón.

Cómo tomar ginebra

Quizás la más desconocida sea precisamente tomar la ginebra pura. Aquí te recomendamos una copa pequeña, un vaso que sea corto y ancho.

Ten en cuenta que la ginebra se puede elaborar con muchos sabores distintos que incluyen flores, bayas, cítricos, hierbas y otros elementos. Por tanto, puede ser toda una experiencia disfrutar de una copa de ginebra simplemente con algo de hielo.

La segunda opción es mezclar la ginebra con otros sabores. Así tienes cócteles tan atractivos como el gin tonic clásico, el ginger ale, el «Pink» gin tonic o el exótico Darkside que combina ginebra con frutos rojos y zumo de limón.

Y la tercera opción para disfrutar de la ginebra es invitándola a participar en la combinación de otros cócteles. El Gin Martini, el té helado Long Island, un White Lady o el Negroni son algunos ejemplos clásicos de lo bien que se fusiona la ginebra también con alcohol de diferente tipología.

CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El mejor whisky al mejor precio

El whisky tiene tantas variedades como consumidores aficionados a esta bebida de color ámbar. Las preferencias personales siempre nos decantan hacia una marca u otra,

Leer más »

Ron para beber solo

El ron es una de las bebidas más comercializadas del mundo y buena parte de «culpa» la tiene su increíble sabor de base dulce que,

Leer más »