Whisky Glenmorangie The Nectar d’Or

Whisky escocés Glenmorangie The Nectar d’Or

58,44  I.V.A Incluido

Hay existencias

Descripción completa del producto

Los toques picantes, dulces y especiados del Glenmorangie The Nectar d’Or se originan gracias al proceso de maduración de 12 años que se realiza en barriles de vino Sauternes, uno de los mejores vinos del mundo conocidos a nivel mundial.

Proviene de las tierras altas de Escocia, en donde las Destilerías Glenmorangie tienen una destacada reputación. El Glenmorangie The Nectar d’Or un whisky de malta que se destaca por su color dorado brillante, por el sabor afrutado que toma de las barricas de vino y hace honor a su denominación “néctar” y por sus inigualables sabores taninos que dan cuenta de un cuidadoso y prolongado proceso de envejecimiento.

Nota de Cata

Color: El Glenmorangie The Nectar d’Or tiene color dorado.

Olor: Aromas de lima y cáscara de naranja acompañadas de delicados matices de vainilla fresca, sultaninas, dátiles, jengibre, coco y un suave toque de roble tostado.

Sabor: Textura sedosa. Notas de nuez moscada y almendras tostadas que se entrelazan con merengue y panal. Presenta un acabado dulce, suave y equilibrado.

Glenmorangie Distillery. En 1843, la destilería fue fundada por los hermanos William y John Matheson en las Tierras Altas de Escocia (estuario de Dornoch). A finales del siglo XIX, sus productos tenían tal éxito que Glenmorangie comenzó a exportar al extranjero y sus destinos incluían Europa y los Estados Unidos. En los últimos años su producción aumentó y en julio de 2018 decidieron construir una nueva casa de reposo con el fin de obtener espacio suficiente para albergar más alambiques y, en esa medida, continuar produciendo su excepcional whisky de malta.

Glenmorangie The Nectar d’Or es un whisky especial elaborado a base de cebada. En primer lugar, se añeja en barricas de bourbon americano para obtener notas suaves y afrutadas. Posteriormente, se afina en barricas de vino provenientes de Sauternes, la región vitivinícola más famosa y antigua de Francia. La destilería seleccionó este tipo de barricas porque sus capas le brindan una dulzura suave que caracteriza el estilo de Glenmorangie. Glenmorangie The Nectar d’Or no es filtrado en frío con el fin de mejorar su aroma y conservar su textura.