Whisky Jack Daniel´s Single Barrel Select

Whisky americano Jack Daniel´s Single Barrel Select

38,85  I.V.A Incluido

Hay existencias

Descripción completa del producto

El Jack Daniel’s Single Barrel Select es uno de los productos representativos de la casa Jack Daniel’s gracias a la calidad de los procesos de selección y producción. Se diferencia de los demás por sus exquisitos sabores frutales, especiados y brillantes. Es puro, ideal para compartir y hacer memorables los buenos momentos.

Es una versión mejorada y enriquecida del tradicional whisky Jack Daniel’s tradicional porque sigue el mismo proceso de destilación pero el proceso de envejecimiento es diferente. Se deja añejar por 6 años y en el cuello de la botella está tallado el número del barril del que proviene para dar aún más exclusividad a su procedencia.

Nota de Cata

Color: Ámbar muy intenso.

Olor: Ahumado, con suaves notas de roble tostado, especias, maíz y vainilla.

Sabor: Sabores avainillados de buena longitud, con notas de robles caramelizados, cereales dulces y un toque de cítricos.

La destilería Jack Daniel’s tiene sus inicios en 1864 y se encuentra ubicada en Lynchburg, Tennessee. En 1866, la destilería se establece oficialmente siendo la primera registrada en el país y convirtiéndose actualmente en la más antigua; la cual para mantener la demanda nacional e internacional, inaugura una nueva fábrica de barriles en el condado Lawrence, Alabama, donde son construidos cientos de barriles a mano cada día y cuidadosamente tostados bajo la supervisión de sus maestros toneleros. El resultado es el carácter y aroma tan característicos de sus Tennessee whiskies.

Elaborado de forma artesanal con agua de manantial y con un sistema de filtración gota a gota usando carbón de arce sacarino. Es madurado alrededor de 6 años en barricas seleccionadas por un maestro catador, las cuidadosamente tostadas, y permanecen durante el periodo de maduración en el piso superior de la destilería donde son expuestas a condiciones extremas de temperatura y obteniendo así mayor interacción entre la madera y el destilado. El resultado de este proceso, es un whisky suave y aterciopelado, el cual es embotellado a 94 grados y cada botella es marcada con el número de su barrica, el número de lote y la fecha de embotellado en su cuello.